lunes, 13 de noviembre de 2017

Filosofía 1º Bachillerato TEMA 4

TEMA 4.
LA FILOSOFÍA DE LA CIENCIA”

  • CONCEPCIONES HISTÓRICAS DE LA CIENCIA.
    La ciencia se originó al mismo tiempo que la filosofía, en el siglo VI a.C. Pero, a lo largo de la historia, su objeto de estudio se ha definido de diversas maneras. Veamos cuáles han sido las principales propuestas:
    • La ciencia aristotélica.
      • El modo de entender la ciencia de Aristóteles dominó la investigación sobre la naturaleza durante la Antigüedad y la Edad Media. Su concepción presenta las siguientes características:
          • No distingue entre ciencia y filosofía. Para este pensador, la física y las matemáticas son partes de la filosofía. El saber es unitario y no hay diferencias esenciales entre los conocimientos que lo conforman, que únicamente se ocupan de aspectos diferentes de la realidad.
          • La ciencia es un saber que se preocupa por conocer las causas primeras de lo real. Aristóteles distingue entre ciencia y experiencia. La experiencia es un tipo de conocimiento directo e intransferible que cada uno posee de aquello con lo que entra en contacto. Las realidades que pueblan el universo son individuales y su singularidad hace que no pueda haber verdadera ciencia sobre ellas.
          • La ciencia consiste en proporcionar una explicación a aquello que provoca nuestra admiración, señalando las causas primeras que lo hacen ser como es. La ciencia nace de esa admiración, de la sorpresa ante algo necesitado de explicación. Pero no se construye como ciencia hasta que no se encuentren las causas. Entre estas, destaca la causa final u objetivo perseguido. Para Aristóteles, todo en la naturaleza está orientado hacia la consecución de un fin preestablecido.
          • La ciencia trata de las esencias, de lo que hay de universal en cada cosa particular. Cada ser posee unas propiedades específicas, que son sólo suyas, y otras que comparte con todas las cosas que son del mismo tipo. Estas últiimas propiedades cosntituyen la esencia y son el objeto de estudio de la ciencia. Por tanto, al conocer la esencia de un ser particular, se conocen las cualidades universales que posee y se alcanza el saber de las primeras causas que explican todos los cambios que experimenta.
    • La ciencia galileana.
      • La ciencia moderna iniciada por Copérnico y continuada por Galileo utiliza la experimentación como método de comprobación, renuncia al conocimiento de las esencias, no se interesa por las causas últimas (sino por cómo se producen los fenómenos naturales), y se basa en el postulado de la objetividad. Como consecuencia:
          • Distingue entre ciencias experimentales y saberes racionales, que no pueden ser objeto de experimentación. Se separan, así, la ciencia y la filosofía.
          • Se centra en el estudio de las propiedades cuantificables, se pasa de los cualitativo de la ciencia aristotélica a la ciencia cuantitativa galileana. Galileo llegó a afirmar que las propiedades no cuantificables son meramente subjetivas y, por lo tanto, no se encuentran en el objeto.
          • Se rechaza cualquier forma de teleología o búsqueda de una finalidad como principio explicativo de los fenómenos naturales.
    • La ciencia contemporánea.
      • A finales del siglo XIX y principios del siglo XX, los acontecimientos obligaron a dar un nuevo giro a la manera como se concebía la ciencia. Para empezar, la extensión de sus dominios alcanzó el ámbito de lo humano. Nacieron, así, las llamadas ciencias humanas: la psicología, la sociología, la economía, la antropología social, etc. El problema radica en que, en este tipo de ciencias, las explicaciones causales, propias de las ciencias aplicadas al estudio de la naturaleza, resultaron estériles. La enorme cantidad de factores que intervienen en una decisión humana provoca que sea imposible realizar predicciones científicas sobre la base de leyes causales.
      • La incapacidad para hacer predicciones científicas afectó también a las ciencias de la naturaleza y tuvo como consecuencia:
          • Desaparició la idea de un conocimiento objetivo, que había sido uno de los pilares fundamentales de la ciencia galileana.
          • Se hizo necesario volver a los inicios, en los que la separación entre ciencia y filosofía no era tan radical.
          • Buena parte de las teorías científicas actuales no pueden ser sometidas a experimentación directa.
          • Las propias teorías científicas hacen emerger cuestiones que demandan unas respuestas que se encuentran más allá de los límites de lo que entendemos como ciencia, por ejemplo las cuentiones éticas que se plantean ante la pŕactica científica.
  • LA CIENCIA: ELEMENTOS Y CLASIFICACIÓN.
    La ciencia es un modo de conocimiento que aspira a formular las leyes por las que se rige un determinado tipo de fenómenos. Así, por ejemplo, gracias al conocimiento ordinario, sabemos que el agua se solidifica si se enfría lo suficiente. Pero este tipo de conocimiento no explica cómo ni por qué ocurre, ni tampoco concreta cuánto hay que enfriar el agua para que se vuelva sólida: la ciencia nos proporciona la explicación y la medida exacta del enfriamiento necesario. Para hacer posible su trabajo, la ciencia necesita conceptos específicos que den nombres precisos al tipo de realidades de las que se ocupa. También debe ser capaz de formular leyes y teorías que expliquen los fenómenos estudiados.
  • Conceptos científicos.
    • Los conceptos científicos son entidades abstractas que construimos y que nos permiten identificar, diferenciar y comparar los objetos de los que consta la realidad. En general, presentan un grado de imprecisión que los hace útiles para adaptarse a una amplia gama de circunstancias. Por ejemplo, la palabra “banco” es ambigua porque se emplea para nombrar distintos conceptos que sólo el contexto nos permite distinguir.
    • Sin embargo, la ciencia no puede permitirse esas ambigüedades y por eso genera una red de conceptos en donde no puede existir ninguna imprecisión. Los conceptos científicos pueden ser de tres tipos:
        • Concepto clasificatorio: por ejemplo, lo es el concepto “silla”, ya que es un tipo de mueble con unas determinadas características. Este concepto junto con otros (“mesa”, “sofá”, etc,..) nos permite clasificar las muebles para diferenciarlos de otros objetos. La ciencia cuenta con conceptos clasificatorios pero mucho más precisos. Por ejemplo, los conceptos con los que nombramos a los distintos elementos químicos. Cada uno se define por el número de protones que tiene en el núcleo atómico. Si el átomo tiene seis protones, se trata de carbono, si tiene siete, se trata de nitrógeno. No hay margen para el error y la confución.
        • Conceptos comparativos: permiten clasificar y ordenar las cosas en conjuntos independientes. Los conceptos de densidad, antigüedad o dureza son comparativos puesto que establecen diferencias de grado cuando se aplican a distintas entidades. Por ejemplo, la dureza es el concepto comparativo utilizado en mineralogía que utiliza como estadar la escala de Mohs que fija valores de dureza de 1 a 10.
        • Conceptos métricos son prácticamente exclusivos de la ciencia y nacen de la idea de medir o asignar números a los objetos y procesos y representar unas propiedades específicas que se denominan magnitudes. Una vez asignado el valor numérico, se pueden realizar operaciones matemáticas de modo que se logren predicciones precisas. Los conceptos de velocidad, temperatura o intensidad eléctrica son ejemplos de conceptos métricos.
  • Leyes científicas.
    • Una ley científica es la expresión de la relación regular, constante e invariable que observamos entre dos fenómenos o entre sus propiedades. En ciencia encontramos una enorme variedad de leyes que pueden ser clasificadas a tendiendo a distintos criterios:
      • Criterio de probabilidad:
          • Leyes deterministas: la relación expresada en la ley se da en todos los casos. (p.e. Ley de la Gravitación Universal)
          • Leyes probabilísticas: la relación expresada en la ley se da en un determinado procentaje de casos. (p.e. Ley de relación entre consumo de tabaco y cáncer de pulmón)
      • Criterio de relación temporal entre fenómenos conectados por la ley:
          • Leyes de coexistencia: establecen una relación entre valores simultaneos de dos magnitudes. (p.e. La ley de Boyle sobre la relación existente entre la presión y el volumen de un gas en uun recipiente cerrado)
          • Leyes de sucesión: establecen las condiciones entre los dos estados sucesivos de modo que uno pueda dar lugar a otro. (p.e. La ley de relación entre el aumento de la temperatura y la dilatación de los metales )
      • Criterio sobre la posibilidad de interferencia:
          • Leyes estrictas: establecen relaciones entre fenómenos que no pueden ser alteradas por ningún tipo de circunstancia ajena.
          • Leyes interferibles: establecen las relaciones entre fenómenos que pueden tener excepciones si no se cumplen determinadas condiciones iniciales. (p.e. )
    • Las leyes constituyen explicaciones sobre la realidad observable y, por eso, son directamente comprobables a través de la experiencia. Además, poseen tres características fundamentales: son universales, necesarias y poseen capacidad predictiva:
          • Universalidad: Las leyes son la expresión de una regularidad que existe en la naturaleza. Por tanto, todos los seres naturales y todos los fenómenos de la naturaleza de la clase a la que se refieren estarán sujetos a ellas sin excepción.
          • Necesidad: No sólo nos dicen cómo son las cosas, sino que también, dado el orden natural existente, no pueden ser de otra manera.
          • Capacidad predictiva: Son capaces de anticiparnos hechos que sucederán a partir de los datos procedentes del pasado y del presente.
      • Sin embargo, conviene precisar que no todos los enunciados universales son leyes científicas. Hay enunciados como “Todas las sirenas tienen cola de pez” o “Todos los residentes en el barrio X son de origen asiático” que, aun siendo universales, no son leyes científicas, el primero por ser un enunciado vacuo, ya que no existen las sirenas y el segundo por que se refiere a un hecho casual.
  • Teorías científicas.
    • A medida que una ciencia avanza, aumenta también el número de leyes. Éstas se agrupan en función del tipo de fenómenos que explican. Una vez que las leyes han quedado relacionadas entre sí, los científicos intentan formular explicaciones más generales sobre el tipo de fenómenos de los que se ocupan esas mismas leyes. Así nacen las teorías científicas. Las teorías científicas presentan dos características principales:
      • Incorporan términos teóricos y postulan su existencia real.
        • Un término teórico es aquel que designa una entidad que no es perceptible a simple vista ni con la ayuda de instrumental de laboratorio, pero que forma parte de una teoría científica.
        • La gravedad, la fuerza o el electrón son términos teóricos pues ninguna de estas entidades es observable a simple vista ni con la ayuda de instrumental. Sólo percibimos sus efectos y, por ello, determinadas teorías científicas afirman su existencia real. Por ejemplo, aceptamos la existencia de átomos porque la teoría atómica los postula.
      • No pueden ser sometidas a contrastación experimental directa.
        • Las leyes constituyen explicaciones sobre la realidad observable y las teorías, a su vez, son explicaciones realizadas a partir de estas leyes. Por eso, no son directamente comprobables a través de la experiencia. Su verificación solo puede realizarse indirectamente a través de esas mismas leyes que le proporcionan el soporte explicativo.
      • Estas dos características hacen que resulte apropiado preguntarse en qué medida las teorías científicas pueden ser catalogadas como verdaderas o falsas. Los filósofos de la ciencia se han ocupado ampliamente de este asunto y han ofrecido tres respuestas:
        • Realismo: consideran que las teorías científicas son objetivamente verdaderas o falsas dependiendo de si se corresponden fielmente con la realidad o no. los términos teoréticos postulados por las teorías científicas verdaderas se corresponden con entidades realmente existentes.
        • Instrumentalismo: considera que las teorías científicas no son ni verdaderas ni falsas; sólo son más o menos útiles para organizar nuestra experiencia y las leyes que empleamos para explicarla. Los defensores de esta posición no se ponen de acuerdo sobre si se debe o no asignar una realidad física a las entidades teóricas.
        • Descriptivismo: consideran que las teorías científicas son descripciones resumidas de relaciones entre sucesos o propiedades observables. Las teorías no pueden ser catalogadas como verdaderas o falsas, pero sí indirectamente, ya que pueden ser traducidas a enunciados comprobables a través de la observación.
  • La clasificación de las ciencias.
    • Desde su nacimiento, la ciencia ha extendido sus dominios de tal forma que, en la actualidad, abarca un territorio muy amplio que debe ser parcelado. Esas parcelas constituyen las distintas disciplinas en las que la podemos dividir según sea su objeto de estudio. Las ciencias de dividen:
      • Ciencias formales. Se caracterizan por no ocuparse de los hechos, sino de las relaciones existentes entre una serie de símbolos previamente introducidos conforme a una reglas.
      • Ciencias experimentales. Centran su atención en los hechos observables y en las relaciones que podemos descubrir entre ellos. Dentro de estas existe otra división:
            • Ciencias naturales. Se ocupan de la realidad natural.
            • Ciencias sociales. Prestan atención a la realidad social y humana.
  • EL MÉTODO CIENTÍFICO.
    El método científico nos permite conocer cómo funciona la ciencia y nos facilita la labor de distinguir las disciplinas realmente científicas de aquellas que no lo son.
    • La concepción clásica del método científico.
      • El método científico consta de dos fases.
        • Fase inductiva. Consiste en establecer leyes y principios generales a partir de los datos objetivos. Se va de lo concreto a lo general. El investigador observa y formula una serie de enunciados que describen hechos conretos. Posteriormente realiza un proceso de generalización que lo conducen a la formulación de un enunciado universal. Tienen que cumplerse tres requisitos:
            • El número de enunciados observacionales debe ser elevado.
            • Las observaciones deben realizarse en una amplia variedad de circuunstancias.
            • Ningún enunciado observacional realizado puede entrar en contradicción con el enunciado universal obtenido.
            • El enunciado universal obtenido es considerado una ley o principio general.
        • Fase deductiva. Consiste en tomar una ley universal, ponerla en relación con un caso particular y concluir con una expicación o predicción de un fenómeno particular. Va de lo general a lo particular concreto. La deducción parte de enunciados universales o leyes para obtener conclusiones particulares o resultados. Que nos sirven para explicar hechos concretos.
    • La conepción clásica del método científico presenta los siguientes problemas:
            • El razonamiento inductivo no es del todo sólido. Puede que de entre todas las observaciones posibles, no hayamos tenido en cuenta aquellas que la contradicen.
            • El número y variedad de observaciones no es del todo preciso.
            • Sólo la aplicación deductiva de una ley, nos ayuda a explicar un fenómeno concreto.
    • La concepción moderna del método científico.
      • Las dificultades anteriores llevaron a algunos científicos y filósofos a formular el método hipotético-deductivo. Su autoría corresponde a Galileo galilei, quien sustuvo que el método cisntífico consta de los siguientes pasos.
  1. Plateamiento de un problema. El conocimiento científico se inicia cuando alguna porción de la realidad resulta aparentemente inexplicable con los conocimientos disponibles.
  2. Recogida de datos empíricos. Cuando el asunto del que ocuparse ha quedado fijado, el científico se dedica a recabar toda la información que le sea posible. Así puede hacerse una idea ajustada de la complejidad del problema.
  3. Formulación de una hipótesis explicativa. Se asume que la razón debe conducirnos desde los datos a una hipótesis ingeniosa que debe comprobarse.
  4. Deducción de consecuencias observables. Donde se deducen las posibles consecuencias de la comprobación empírica de la hipótesis.
  5. Comprobación experimental. A través de la experiencia en el laboratorio, se contata que la hipótesis es funcional y esto nos permite formular una teoría.
  6. Matematización. Todo proceso experimental que deviene en una teoría debe expresarse de forma matemática a través de una serie de formulas que la definen.
      • Toda teoría aspira a ser convertida en ley universal, así que si la teoría no encuentra obstaculos, no es demostrada falsa y nuevas experiencias demuestran una validez intachable, la teoría se convierte en ley que se cumple en cualquier parte del universo..
  • LOS CRITERIOS DE DEMARCACIÓN.
    Desde el Renacimiento la ciencia ha ganado prestigio y esto ha provocado que muchas discipjlinas quieran ser reconocidas como científicas. Por eso hay que establecer criterios que permitan distinguir qué es científico y qué no. Para ello existen dos propuestas, el verificacionismo y el falsacionismo.
  • La verificación de teorías científicas.
    • El verificacionismo sostiene que son teorías científicas solo aquellas que hayan sido verificadas experimentalmente.
    • La verificación de una ley o teoría científica consiste en comprobar, por medio de la experiencia, que lo que establece se cumple en todos los casos previstos.
    • La confirmación gradualmente creciente sería una alternativa razonable a los problemas de verificación, es decir, la verificación a través de una continuidad de pruebas expreimentales que realizamos poco a poco.
  • La falsación como alternativa.
    • El falsacionismo consiste en la idea de que, aunque no podemos verificar o confirmar leyes o teorías científicas de forma indiscutible, si es posible aseverar su falsedad. Ofrece una una explicación del progreso científico y sirve como criterio de demarcación para distinguir qué debemos entender por ciencia.
    • La explicación del progreso científico. La ciencia comienza con el planteamiento de un problema. La labor del científico consiste en proponer hipótesis que puedan servir para explicarlo. En el momento en el que acepta una hipótesis, toda la comunidad científica debe buscar un ejemplo que pruebe que es falsa. Mientras nadie lo encuentre, será aceptada como válida. En el momento en el que se encuentre esa prueba falsa, esa hipótesis será deshechada y deberá formularse otra hipótesis.
    • El criterio de demarcación. Las hipótesis científicas deben ser falsables, es decir, debe haber al menos un estado de las cosas posible que, en caso de ser real, haría falsa la hipótesis. Sin embargo las pseudociencias suelen realizar afirmaciones de carácter general empleando un lenguaje que las hace parecer científicas, pero que al no ser falsables por no incluir ninguna posibilidad, no son realmente científicas.
  • Los contextos de descubrimiento y de justificación.
      • El contexto del descubrimiento está formado por las circunstancias sociales, psicológicas, políticas, etc.., que rodean un hallazgo y que permiten que un científico llegue a formular una ley o una teoría científica. El contexto se suele referir a cuestiones relacionadas con la invención de nuevas hipótesis (por casualidad, en un sueño, durante un viaje, mediante la sospecha de algo...).
      • el contexto de justificación está formado por el conjunto de los datos que los científicos aportan para defender la verdad de sus propuestas. En él, lo determinante es la lógica de la argumentación empleada.
    • Algunos epistemólogos consideran que esta distinción no es válida por dos razones:
        • La justificación es parte del descubrimiento, ya que los científicos, antes de hacer público un descubrimiento, hacen comprobaciones para considerar una solución plausible.
        • La actividad creativa del científico no es irracional, ya que las decisiones del científico está en función de criterios racionales, incluso en determinados contextos sociales.
  • LA TÉCNICA: SABER TRANSFORMADOR.
  • ¿Qué es la técnica?
    • La naturaleza está sujeta a cambio y toda especie, vegetal o animal, debe adaptarse a esos cambios para sobrevivir. El ser humano ha logrado usa como herramienta adaptativa algo que le permite sobrevivir y adaptarse, eso es la técnica.
    • La técnica se define como un saber práctico por emdio del cual actuamos sobre el entorno y lo modificamos buscando nuestro propio beneficio. Las caracterísiticas de la técnicas son las siguientes:
        • Transforma la realidad. En otros tipos de saber, la realidad conocida permanece intacta y es siempre el sujeto quien resulta modificado una vez que se produce el conocimiento. En la técnica, el sujeto cambia pero, sobre todo, cambia la realidad.
        • Se encuentra en contínuo desarrollo. Esto diferencia el saber técnico humano de las habilidades animales. Mientras las golondrinas continúan construyendo nidos igual que sus antepasados, los seres humanos hemos pasado de fabricar chozas a edificar rascacielos.
  • Historia de la técnica.
    • La técnica está tan estrechamente vinculada con la experiencia y la vida humana que la define en sí misma, es decir, no entendemos lo humano sin la técnica que historicamente hemos desarrollado como especie.
    • La técnica es la habilidad intrísecamente humana que nos permite tener cierto control sobre el entorno que nos rodea, por lo que ha sido y es decisiva en el desarrollo histórico del hombre. El filósofo español, José Ortega y Gasset, en su ensayo “Meditación sobre la técnica”, explica su evolución y el papel que ha jugado a lo largo de la historia, dividiendo su influencia en tres etapas:
        • Técnica del azar: tiene lugar en la prehistoria y en algunas culturas actuales (tribus, etc...), se posee un escaso repertorio técnico que es conocido por todo el grupo, ya que su supervivencia depende de ello. Los inventos son producto del azar y de un largo proceso de ensayo-error. La técnica está posee una interpretación mágica.
        • Técnica del artesano: tiene lugar durante la Antigüedad clásica y la Edad Media. Aunque hay un amplio repertorio técnico, todavía es limitado y está en función de la especialización de las acciones, que ya se observan como algo distinto a lo natural. No hay una intencionalidad clara sobre inventar y si más sobre mantener la tradicion de las acciones técnicas (por ejemplo, la técnica de la matanza). Se utilizan herramientas pero no máquinas. Técnico y obrero son uno.
        • Técnica del técnico: tiene lugar desde el inicio de la época moderna hasta nuestros días. La técnica se extiende a todos los ámbitos de nuestra vida y la especialización se agudiza al máximo. Se tiene consciencia de la posibilidades que conlleva una sociedad técnica. La invención y el desarrollo son el motor del desarrollo técnico. Los instrumentos pasan a un plano accesorio frente a la producción con máquinas. Se diferencia claramente entre el técnico que planifica y el obrero que aplica y utiliza la técnica.
  • De la técnica a la tecnología.
    • El último estadío en el desarrollo de la historia de la técnica es un salto cualitativo fruto de la cooperación entre la ciencia y la técnica misma, es la tecnología.
    • Hasta el siglo XVIII, la ciencia había sido una actividad teórica que se dedicaba a la búsqueda de la verdad y las leyes de la naturaleza y la técnica sólo se ocupada del hábito práctico del beneficio material, pero ¿Por qué no unir enfuerzos? De esta unión salieron beneficiadas ambas, ciencia y técnica. La ciencia experimentó un tremendo avance que continúa hoy en día y la técnica se transformó y se volvió más compleja, dando lugar a la técnología.
    • Se define “técnología” como el conjunto de procedimientos, maquinaria y recursos creados gracias a la aplicación práctica de los conocimientos científicos.
    • En la actualidad no hay aspecto de nuestra existencia que no se vea afectado por algún tipo de desarrollo tecnológico, desde los desplazamientos, las comunicaciones, la alimentación o la lectura de estos mismo apuntes.
  • Repercusiones sociales de la tecnología.
    • La irrupción de la tecnología en la sociedad occidental generó un gran optimismo sobre las posibilidades del ser humano para dominar la naturaleza. Los filósofos de la Ilustración creían que la consecuencia lógica de la tecnología sería la emancipación y el beneficio para la raza humana. Las ventajas de la tecnología son:
            • Aumento en la eficacia en la producción, elaboración de mejores productos.
            • Mejora en la facilidad de la realización del trabajo.
    • Sin embargo tras la Revolución Industrial de los siglos XVIII y XIX se comenzó a expresar la preocupación sobre los peligros de la tecnología. Entre los inconvenientes de la tecnología, podemos destacar:
            • Deshumanización del trabajo y desempleo. La aparición de máquinas provocó la reducción de puestos de trabajo y la conversión del trabajador en un elemento superfluo y sin importancia en el proceso de producción, es decir, la alienación.
            • Superproducción y consumismo. La producción técnica de productos conlleva la aparición de un mercado económico cuyas dinámicas afectan negativamente a la sociedad. Se fabrica y produce más de lo necesario y se crea en el ciudadano la necesidad de poseer cosas que no necesita, pasando de ciudadano a consumidor.
  • Problemas mediambientales. La superproducción agota los recursos natiurales y el consumismo genera un exceso de residuos que debemos gestionar.

Filosofía 1º Bachillerato TEMA 3

TEMA 3. “LA FILOSOFÍA DE LA NATURALEZA”

  • LA ADMIRACIÓN ANTE LA NATURALEZA.
    Dentro de la actitudes fundamentales de la Filosofía figura la admiración, y en concreto, la admiración por la Naturaleza. No es extraño que desde los primeros filośofos y los primeros científicos hasta los actuales, tengan por objeto esta admiración.
  • Los orígenes de la filosofía de la naturaleza.
    • En la Antigúedad, los filósofos se plantearon que era posible dar una respuesta racional a las preguntas por la naturaleza y sus procesos de cambio.
    • Así la naturaleza o “physis”, pasó a llamarse “cosmos”, que significa “orden” o “realidad ordenada”.
    • Los primeros pensadores que abordaron esta cuestión se denominaron “físicos”, no en el sentido actual, sino en el sentido etimológico por ese interes por lo natural. Destacan los pensadores presocráticos, entre ellos, Tales, Anaximandro y Anaxímenes, todos ellos de Mileto.
  • Teleología y mecanicismo.
    • Si nos preguntamos si la Naturaleza es una realidad ordenada, ¿Qué tipo de orden la sostiene? La Filosofía da dos respuestas diferentes:
      • La respuesta teleológica (del griego “thelos” o “finalidad”) establece un fin o meta en el sentido de esa realidad, el orden es el fruto de un proyecto diseñado donde cada elemento cumple una función para alcanzar un final preestablecido.
          • Uno de los primeros filósofos teleólogos fue el griego Anaxágoras de Clizomene, siglo V a.C. que estableció que el orden de la Naturaleza veía regido por el “Nous”, una inteligencia ordenadora que daba un plan y una finalidad a los fenómenos naturales.
      • La respuesta mecanicista sostiene que la Naturaleza es como una máquina y los cambios y las transformaciones que experimenta son fruto de la acción mecánica y necesaria de unos elementos sobre otros.
          • Demócrito de Abdera, pensador griego del siglo IV a. C., es el primer pensador mecanicista. Estableció que la realidad está formada por elementos muy pequeños e indivisibles, los átomos, que mezclados junto con el vacío y en interacción por azar, es decir sin un plan ni finalidad, crean el movimiento.

  • Paradigmas científicos.
    • El filósofo y epistemólogo (estudioso de la filosofía de la ciencia, es decir del estudio de sus métodos y dinámicas), Thomas S. Kuhn, en su obra “Las estruturas de la las revoluciones científicas”, define paradigma científico como el marco teórico general que los científicos utilizan como referencia en su trabajo de investigación. Todo paradigma incluye los siguientes elementos:
        • Cosmovisión o concepción general de la realidad.
        • Conjunto de leyes y teorías generales del ámbito de la realidad de la que se ocupan.
        • Descripción general de los problemas a los que se enfrentan.
        • Descrpción de los instrumentos que tiene a su alcance para solucionar estos problemas.
    • Cuando toda la comunidad científica adopta un determinado paradigma, se abre un período específico denominado “ciencia normal”, donde todos los investigadores trabajan en el mismo sentido y con el mismo objetivo.
    • En ocasiones surgen “anomalías” o hechos que no encajan en las investigaciones, hipótesis y teorías y que no se trata de errores de cálculo. La acumulación de anomalías lleva a la desconfianza en los métodos y sus planteamientos, lo que provoca un período de “crisis”.
    • La crisis de los paradigmas científicos suelen desembocar en un proceso de “revolución” que transformará integramente los supuestos anteriores e inevitablemente lleva al cambio del paradigma científico anterior por otro distinto.
  • LA COSMOLOGÍA ARISTOTÉLICA.
    Los primeros intentos de alcanzar una explicación racional del orden del universo fueron imperfectos e incompletos. El primero en ofrecer una respuesta global fue Aristóteles.
  • La física de Arsitóteles.
    • Más que un modelo experiimental, Aristóteles trató de crear un modelo del universo donde imperaba un estricto orden lógico. Sus características son las siguientes:
      • Finito y cerrado: para Aristóteles “infinito” es sinónimo de incompleto y todo lo que no está completo carece de orden, perfección y lógica. El cosmos es ordenado, perfecto y lógico.
      • Eterno: el cosmos no puede tener un origen temporal porque entonces provendría de la nada y la nada, nada genera.
      • Pleno. No existe el vacío, está lleno de materia ya que la ausencia de materia implicaría cierto grado de no-ser y eso es imposible.
      • Geocéntrico y geoestático: en el centro está la Tierra y los cuerpos celestes giran en torno a esta.
      • Dotado de movimiento: el cosmos posee un orden dinámico en perpetuo cambio en permanente estado de actualización.
      • Dividido en dos regiones: el cosmos se divide en dos regiones, el mundo sublunar de la Tierra, formado por cuatro elementos (tierra, agua, aire y fuego), y el mundo supralunar, de los astros (cuyo elemento principal es el éter).
  • La astronomía de Ptolomeo.
    • Claudio Ptolomeo fue un astrónomo y matemático egipcio del siglo II d.C. que vivió y trabajó en Alejandría. Su tratado astronómico de más importancia se titula “Almagesto”.
    • Frente a la física y la astronomía de Aristóteles, más cualitativa y descriptiva, aporta una visión más cuantitativa y abstracta, incluyendo toda clase de cálculos matemáticos y geométricos. Relacionó la perfección lógica de Aristóteles con los hechos observables.
    • La descripción del universo de Ptolomeo difiere de la de Aristóteles en que , a pesar de ser un modelo geocéntrico, las órbitas de los planetas son circulares pero excéntricas, es decir, no son perfectas ni la Tierra está necesariamente en el centro geométrico. Además los planetas no giran sobre órbitas circulares , sino que lo hacen en otras órbitas que giran a su vez sobre otras (como el movimiento que realiza una peonza).
  • Las claves de la propuesta aristotélico-ptolemaica.
    • Las características principales de este sistema son las siguientes:
      • Organicismo: el universo es similar a un organismo vivo, cada una de sus partes cumple una función que contribuye al resto, integrándose en un ente superior.
      • Finalismo: en todo cambio natural existe un finalidad o meta que pretende alcanzar todo cambio. El universo está dividido en dos mundos, el mundo sublunar y el mudo supralunar:
          • Así en el mundo sublunar (del centro de la Tierra hasta la superficie de la Luna), los movimientos tienen como finalidad recuperar la posición y el lugar que les corresponde, la tierra el centro, el agua alrededor, el aire rodeando al agua y el fuego al aire. Tierra, agua, aire y fuego son los cuatro elementos que lo forman. Su tipo de movimiento es el rectilíneo acelerado.
          • En el mundo supralunar, cada astro se mueve según un movimiento circular uniforme, símbolo de su perfección, movimiento que viene de un Primer Motor Inmóvil más allá de la esfera de las estrellas fijas. Su elemento es el éter.
      • Heterogeneidad. Al estar dividido en dos, el cosmos goza de cierta diversidad y diferencia.
      • Antropocentrismo: el geocentrismo es una forma de antropocentrismo. La Tierra es el centro del universo y ahí es donde habita el hombre, la criatura privilegiada de Dios. Este argumento es fruto de la unión de la autoridad bíblica con la física de Aristóteles.
  • Las dificultades de la propuesta aristotélico-ptolemaica.
    • El paradigma aritotélico-ptolemaico dominó la ciencia europea hasta el siglo XIV cuando las anomalías y dificultades para ajustar la observación y los cálculos matemáticos provocó la crisis de este modelo. Los problemas que presentaron fueron los siguientes:
        • Aunque ofrecían una descripción global del cosmos, dejaba de lado y negaba los hechos obserbables que no encajaban en sus postulados.
        • Aunque trataba de ofrecer predicciónes exactas sobre las posiciones de los astros, no siempre lo conseguía.


  • EL UNIVERSO MECÁNICO.
    El cambio de paradifma científico, de la física teleológica y el modelo geocéntrico al modelo heliocéntrico tomó varios siglos y fue el resultado de un impulso común de científicos y matemáticos inconformistas y críticos. Aunque existen antecedentes poco documentados de la propuesta heliocéntrica (Aristarco de Samos, siglo III a.C.), los protagonistas son Nicolás Copérnico, Johannes Kepler, Galileo Galilei y Isaac Newton. Estos pensadores llevaron a cabo la Revolución Científica.
  • El modelo heliocéntrico.
    • Nicolás Copérnico fue uno de los pensadores del Renacimiento que en el siglo XVI decidieron desempolvar las viejas ideas griegas condenadas al olvido de un unniverso con el Sol en el centro y los planetas, includa la Tierra, girando en torno suyo. Las caracteristicas del modelo heliocéntrico son:
        • El Sol permanece estático y situado en el centro. Alrededor de él giran los planetas en órbitas circulares.
        • La Luna gira en torno a la Tierra en un período de veintiocho días.
        • El universo es cerrado y el límite exterior esta señalado por una esfera de esterllas fijas.
        • La Tierra experimenta tres movimientos: rotación alrededor de su eje, traslación alrededor del Sol y oscilación de su inclinación respecto del plano de la eclíptica.
  • El desplazamiento de la Tierra de su posición central cambió la concepción general del mundo y el papel del ser humano, que ya no gozaría de una posición privilegiada.
  • Las aportaciones de Kepler y Galileo.
    • Johannes Kepler fue teólogo y sacerdote, matemático y astrónomo teórico (era muy miope) y aportó la tres leyes del movimiento planetario, donde se describen las órbitas planetarias como elípticas, acabando así con el “hechizo de la circularidad” (la creencia prejuiciosa de que las órbitas planetarias son circulares), difundido por la física aristotélica y ptolemaica.
        • Las tres leyes establecen que:
            • Los planetas giran en torno al Sol en órbitas elípticas y no circulares.
            • El radio vector que une el Sol con el planeta barre áreas iguales en tiempos iguales.
            • La proporción que existe entre el cuadrado del tiempo que tarda un planeta en realizar un giro completo alrededor del Sol y el cubo de la distancia promedio al Sol es la misma para todos los planetas del sistema solar.
    • Galileo Galilei fue un matemático y astrónomo italiano. Sus avances en física y astronomía le costaron la condena de la Iglesia católica y su paso ante un tribunal de la Santa Inquicisión. Tuvo que retractarse de sus ideas que contradecían los argumentos de la autoridad bíblica y la filosofía de Aristóteles.
      • Galileo desarrolló experimentalmente los argumentos de Nicolás Copérnico, sacerdote y astrónomo polaco que postuló el helicentrismo:
          • Desarrolló en ámbito de la experimentación.
          • Desarrolló el proceso de matematización de los fenómenos experimentales, perfeccionó el telescopio.
          • Evidenció los errores del geocentrismo de Aristóteles y Ptolomeo.
  • La física de Newton.
    • Isaac Newton fue un físico y matemático ingles del siglo XVII, es considerado la figura clave con la que despunta la Revolución Científica de la era moderna. Aportó la descripción de la ley de la gravitación universal en física y astronomía y el cálculo infinitesimal en matemáticas. En 1687 publicó su obra “Principios matemáticos de filosofía natural”, su obra magna.
    • En esta obra se exponen las bases de la mecánica clásica o newtoniana a través de las tres leyes de la dinámica:
        • la ley de inercia.
        • La ley de fuerza.
        • La ley de acción y reacción.
    • A partir de estas tres leyes se formula una única ley, la ley de la gravitación universal, que gobierna todos los cuerpos del universo. De esta forma se comenzó a hablar de un sólo universo frente a los dos mundos (lunar y supralunar) que postulaba la física aristotélica.
    • La física newtoniana es el mejor ejemplo de paradigma científico que han seguido muchos científicos a lo largo de las décadas.

  • Las claves del modelo mecanicista.
    • Las características de la imagen del universo que plantea la física newtoniana se resumen en los siguientes conceptos:
      • Mecanicismo: el universo está compuesto de corpúsculos de materia que se mueven según leyes determinadas que pueden ser expresadas matemáticamente. Rechaza las causas finales de Aristóteles.
      • Determinismo: Si todo fenómeno esta sujeto a leyes de causa y efecto, una vez conocido el fenómeno y sus causas, es posible conocer con precisión cualquier estado de cosas en el futuro.
      • Matematización: las matemáticas son el medio válido para conocer la naturaleza y se resta valor a todo fenómeno que no sea expresado de forma matemática.
      • Homogeneidad. La naturaleza se rige por leyes simples y uniformes, obedeciendo a causa y efectos.
      • Rechazo del antropocentrismo. En un esquema del universo donde la Tierra ya no es el centro, el ser humano jugará un papel accesorio en el mejor de los casos.

  • LA COSMOVISIÓN CONTEMPORÁNEA.
    El desarrollo dela física newtoniana durante los siglos XVIII y XIX provocó un enorme avance en la física, pero como en todo avance, también se producen anomalías que llevan al cuestionamiento de lo científicamente admitido. De esta forma, comenzó a surgir un nuevo paradigma científico.
  • La crisis de la mecánica clásica.
    • Entre esas anomalías se encuentran:
      • En termodinámica se comprobó que nunca se puede transformar integramente una cantidad determinada de energía térmica en energía mecánica. Esto llevó a la formulación del segundo principio de la termodinámica o principio de entropía, en el que se postula que el universo apunta hacia un desorden creciente e irreversible.
      • Los experimentos en óptica demostraron una gran contradicción en el comportamiento de la luz, ésta podía comportarse tanto como onda como corpúsculo.
      • Los experimentos en electromagnetismo demostraron que los campos magnéticos actúan en una dirección distinta a la línea recta. Todo esto contradecía los postulados de la mecánica clásica newtoniana.
    • Frente a estas líneas de investigación, se iniciaba una nueva revolución científica que derivaría en la teoría de la relatividad de Einstein y en la física cuántica.
  • La teoría de la relatividad.
    • Albert Einstein presentó su teoría de la relatividad especial en 1905. Esta teoría se basa en dos premisas
      • El espacio y el tiempo son magnitudes relativas, es decir, su valor cambia en función del papel del observador y del agente que los experimenta.
      • La luz se propaga en el vacío a una velocidad constante e independientemente del estado en que se encuentra el objeto que la emite. Por ejemplo, si viajamos en un coche a 80 km/h y lanzamos una pelota a 20 Km/h, para nosotros la pelota viaja a 20 Km/h pero para un observador externo, lo hace a 100 Km/h. Sin embargo lo que es válido para estos objetos no lo es para la luz. Toda medición de la velocidad de la luz es constante a 299.793 Km/sg.
    • Estas premisas lleva a conclusiones que se oponen al sentido común, como por ejemplo que ha grandes velocidades cercanas a la de la luz, la masa del cuerpo aumenta, el tiempo se dilata y los objetos se acortan.
    • En la teoría general de la relatividad de 1916, Einstein afirmó que el campo gravitatorio puede deformar el tejido del espacio-tiempo volviéndolo curvo.


  • La mecánica cuántica.
    • La historia de la teoría cuántica es la historia de un esfuerzo común por parte de muchos científicos. Tras el descubrimiento del físico alemán, Max Planck, de que la materia no emite energía de forma contínua, se determinó que estas emisiones de energía tenía forma de paquetes alternos denominados “cuantos”, abriéndose así el camino al estudio de las partículas elementales o subatómicas.
    • Usando los estudios de Planck, el físico danés, Niels Bohr, diseño un modelo atómico en el que se establecen órbitas definidas para los electrónes y la posibilidad de que estos salten de una órbita a ottra, emitiendo esn ese momento los cuantos de energía de Planck. Sus investigaciones dieron lugar a dos interesantes principios que describen el universo actual tanto subatómico como macrocósmico:
      • El principio de complementariedad de Niels Bohr afirma que los objetos cuántico (electrones, fotones, etc..) actúan en ocasiones como ondas y otras como partículas pero nunca simultáneamente en los dos estados, percibiendo por nuestra parte una forma u otra, según el método de observación que empleemos.
      • El principio de indetermianción de Werner Heisenberg establece que no es posible conocer la velocidad o la posición orbital de un electrón o cualquier otra partícula en movimiento, de forma que si observamos la velocidad, los registros de posición son absurdos en sus lectura y, viceversa, si observamos la posición, es impopsible determinar la velocidad. Es como si la partícula “supiese” que es observada.
  • Teoría del caos y del Big Bang.
    • Dentro de las últimas investigaciones en el campo de la física actual cabe destacar dos teorías más que es fundamental conocer:
      • La teoría del caos.
        • Esta teoría fue propuesta por el matemático norteamericano Edward Lorenz y sostiene que pequeñísimas variaciones en las condiciones iniciales de un sistema físico pueden ocasionar enormes e impredecibles diferencias en el resultado que pueda producir ese sistema. Es el conocido “efecto mariposa”.
        • El científico ruso Ilya Prigogine fue aún más lejos al afirmar que la naturaleza, como sistema físico, es capaz de generar fenómenos completamente nuevos, incluso ajustados a leyes que otros fenómenos antes no seguían.
      • La teoría del Big Bang.
        • Esta teoría que el universo no es una realidad estática, sino que se encuentra en un proceso de expánsión (según demuestran el alejamiento de las galaxias, comprobado por el llamado “efecto Doppler”, y el ruido de fondo cósmico) del que deducimos que toda la materia y energía del universo estuvo condensada en un punto primigenio que “estalló”, dando lugar así al tejido del espacio-tiempo.
  • Las claves del universo cuántico y relativista.
    • La cosmovisión contemporánea presenta una serie de rasgos concretos frente a su descripción del universo, la naturaleza y sus leyes físicas.
      • Fin de los conceptos clásicos. Conceptos absolutos como espacio y tiempo, tomados por separado, ya carecen de sentido, no sólo por su carácter relativo, sino porque ya se consideran como una sola unidad que puede alterarse, de esta forma, los científicos actuales hablan del “tejido espacio-tiempo”.
      • Fragmentación teórica: esta cosmovisión no cuenta con una teoría unitaria sino que tiene diferentes teorías en función del ámbito del universo que se estudia, por ejemplo, la teoría de la relatividad se ocupa del universo macrocósmico o astronómico, y la teoría cuántica se centra en el mundo subatómico de las partículas elementales. Aunque han coincidido en cuestiones puntuales, sin embargo en otros aspectos incluso de contradicen.
      • Principio de indeterminación: esta visión científica, debido a los postulados de la incertidumbre y el caos, es incapaz de predecir el futuro con precisión, siendo más probabilística que determinista.
      • Universo irreversible: para los nuevos científicos, todos los fenómenos del universo siguen un sentido y no existe una vuelta atrás tal como postula las leyes de entropía y del caos.
      • Rechazo de un conocimiento objetivo: no es posible un conocimiento objetivo al cien por cien dada la importancia que tienen los observadores de los fenómenos naturales.