jueves, 26 de mayo de 2011

26 de mayo desde el corazón de las tinieblas...

Hola seguidores de Logos, gracias por estar ahí. Os hablo desde el corazón de las tinieblas, tal como lo hiciera Kurtz, en el filo del agujero negro posmoderno, frente a la bestia del desasosiego, la vanidad, la ignorancia y el analfabetismo, es decir, desde el pozo negro en el que se está convirtiendo la enseñanza secundaria, una enseñanza donde ya se paga a los alumnos por acudir a clase (PCPI) y donde alumnos de 2º de bachillerato obtienen sus títulos de bachiller incluso con asignaturas pendientes. Estamos criando una generación de vagos, ineptos e irresponsables que solo añoran el chupete simbólico que les ofrece un sistema social que ya lo da todo hecho. Pero ¿qué quereis? Vivimos en la época del pensamiento débil, único y plano, donde las voces críticas brillan por su ausencia, donde un vejete grita indignaos y un cúmulo de pasivos inertes  se ponen a indignarse, como si no tuvieramos que estar indignados hace tiempo. ¡Bah! He leido el libro de Sthepan Hessel y no es nada del otro mundo. Sí, que si los bancos son muy malos, que si los políticos muy corruptos y que suerte tenemos de que internet es la herramienta definitiva para que el hombre proteste, como si el hombre no tuviera voz para hacerlo. Vivimos en una sociedad burguesa donde lo que más importa es cobrar a fin de mes, ir al supermercado y que no te molesten demasiado en el gasto, ya sea la luz, el agua o el teléfono móvil. A nadie le interesa la educación de sus hijos sino que el niño esté metido en el colegio ¿qué más da lo que se le enseñe? los institutos se han convertido en guarderías y los bachilleres llegan a la universidad con la mentalidad de un niño de la EGB de antes. ¡Agarraos que vienen curvas! ¡Los tiempos están cambiando! (como decía Dylan) pero para mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario